Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta con el que es posible disponer de efectivo o realizar compras aplazando los pagos, una práctica para nada extraña y más que habitual entre los consumidores. Sin embargo, lo peligroso de este tipo de tarjeta se halla en que algunas de ellas poseen una serie de intereses excesivamente altos, hecho del que las entidades bancarias no informan en el momento de la contratación de la tarjeta. 

¿Cuál es el mecanismo de una tarjeta revolving?

El funcionamiento de una tarjeta revolving parece simple pero, en realidad, no lo es, pues el propio Banco de España las define como un “crédito rotativo equiparable a un crédito permanente”.

En lenguaje práctico, imaginemos que a través de una de estas tarjetas adquirimos un frigorífico o una televisión valorada en 1.500,00€ y queremos pagarla a plazos. Pues bien, el consumidor, desconocedor del verdadero funcionamiento de estas tarjetas, puede estar pagando cada mes unos intereses tan altos como el valor de la cuota mensual correspondiente al objeto/aparato en sí, esta condición acarrea como consecuencia estar pagando una deuda que no acaba, pues lo que hacemos prácticamente es satisfacer de manera constante los intereses y apenas el propio capital del objeto que hemos adquirido.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, las tarjetas revolving son un producto muy lucrativo para los bancos pero extremadamente lesivo para los consumidores, razón por la cual es posible acudir ante los tribunales solicitando la nulidad de estos contratos en base a la Ley de Usura de 1908.  

Con nombre propio

Las tarjetas revolving más conocidas en España son estas:  

  • Tarjeta Wizink 
  • Tarjeta Cetelem 
  • Tarjeta Iberia (BBVA)
  • Tarjeta Caixabank
  • Tarjeta Ikea
  • Tarjeta Carrefour PASS

No obstante, hay muchísimas más y han sido y son comercializadas por todo tipo entidades bancarias o prestamistas.

¿Necesitas ayuda?

En Chapapría-Navarro & Asociados somos expertos en reclamaciones sobre tarjetas revolving, por lo que, si crees que estás abonando una deuda que parece no tener fin, no dudes en solicitar una cita con nuestros expertos para que analicen tu caso.